AMLO DENUNCIA EXCESOS DE PEÑA NIETO



Por tratarse de un acto de congruencia “nunca vamos a aceptar las alianzas” electorales ni con el PRI ni con el PAN: AMLO

Tapachula, Chiapas
Domingo 28 de febrero de 2010


* Llama a la unidad y a marchar hacia adelante a las dirigencias nacionales de los mencionados tres partidos, así como evitar el zigzagueo político “para no desdibujarse”.

* El presidente legítimo de México hizo énfasis en que encabeza un movimiento pacífico que lucha por la transformación del país y sus instituciones.

Por tratarse de un acto de congruencia “nunca vamos a aceptar las alianzas” electorales ni con el PRI ni con el PAN, con los partidos al servicio de la oligarquía, con los verdugos del pueblo, con los responsables de aprobar aumentos de impuestos y a los precios de las gasolinas, el gas, la energía eléctrica y el diesel, aclaró Andrés Manuel López Obrador.

“Sólo que no tuviésemos vergüenza” se buscaría aliarse en materia electoral con el panismo y priismo, cuyos legisladores autorizaron en 1995 que las deudas de un puñado de banqueros se convirtieran en públicas, manifestó al precisar que observa “con buenos ojos” un acuerdo electoral entre el PRD, PT y Convergencia.

De cara a las 15 contiendas en igual número de entidades del país, llamó a la unidad y a marchar hacia adelante a las dirigencias nacionales de los mencionados tres partidos, así como evitar el zigzagueo político “para no desdibujarse”.

En entrevista que concedió al término de las reuniones de evaluación con 49 comités municipales del Gobierno Legítimo de México, precisó: “Vamos adelante” con los tres partidos del Frente Amplio Progresista, pero “no iremos” si la coalición es con los partidos propiedad de la mafia del poder, de la política y del dinero.

Al final, expuso el presidente legítimo de México, los priistas y panistas de arriba son lo mismo y representan a los intereses de los jerarcas. Así, son lo mismo Vicente Fox que Carlos Salinas, Felipe Calderón que Manlio Fabio Beltrones, Elba Esther Gordillo que Fernando Gómez Mont y Diego Fernández que Emilio Gamboa, señaló.

Durante el encuentro con los representantes de los Comités Municipales de la región del Soconusco, el presidente legítimo de México hizo énfasis en que encabeza un movimiento pacífico que lucha por la transformación del país y sus instituciones.

También dejó en claro que en el movimiento está prohibido prohibir, porque está formado por hombres y mujeres libres que pueden contender por cargos de elección popular; es decir que pueden votar y ser votados en el proceso del próximo 4 de julio.

Sin embargo, les explicó que la mafia de la política inició una operación de recambio que inició con el retiro de su apoyo al presidente espurio, Felipe Calderón, y al panismo nacional.

Ahora, continuó, todo está enfocado al PRI y a su eventual candidato presidencial, Enrique Peña, con la deliberada intención de engañar a la gente con un supuesto cambio. Se trata de un gatopardismo, de un aparente cambio para que todo siga igual, abundó.

Pero ¿quién está detrás de Peña Nieto? El ex presidente Carlos Salinas se ha convertido en su principal promotor, en su jefe de campaña, mientras que Televisa juega el rol de agente de propaganda, subrayó al afirmar que la oligarquía intenta introducir al mercado a Peña como si fuese un producto chatarra.

Tanto Salinas como Televisa parece que preparan una telenovela con el siguiente reparto: La Paloma, La Gaviota, Lucerito y El Copetón irresponsable, añadió.

En las reuniones de evaluación que sostuvo en Tonalá y Tuxtla Gutiérrez, López Obrador resaltó que la mafia protege al gobernador mexiquense y puso de ejemplo que el pasado fin de año Peña vacacionó en París, Francia, y se hospedó en el hotel Jorge V, con una tarifa de aproximadamente 20 mil pesos por noche.

Pero ningún medio de comunicación destacó el hecho de que el mandatario se alojó en un hotel que es frecuentado por los jeques árabes, aclaró.

1 comment:

Daniela said...

Nuevamente vuelven a referirse a 2012 y adelantan a los candidatos presidenciales, AMLO es el único que desde 2006 no ha dejado la competencia por la presidencia que durante todo este tiempo se ha aferrado, aunque tiene razón en algo: son incongruentes las alianzas PRD-PAN que se están realizando por temor a perder el poder.